EN EL NOMBRE DEL PADRE


Juan Martínez es el goleador del Deportivo Banfield desde hace varios años. Pero este 2017 es diferente. Él sabe que tiene una ayuda especial. Conocelo. 


El grandote de Banfield se cansó de convertir con la única camiseta que vistió. A pesar de su poderío ofensivo, no es delantero. Lleva la 10 tatuada en el lomo. "Soy un enganche que utilizo mucho los cambios de frente, las pelotas en diagonales y la misma sangre ganadora y la ganas del éxito me llevan hacia adelante chocando hasta el arquero, convirtiendo goles".

En 2015 marcó 10 veces, 12 en 2016 y lleva 5 en 8 fechas en esta temporada. Pero esta última cifra queda para más adelante.

"El mejor gol para mí es el que le hice a Los Andes el año pasado en el minuto 48 del ST que ganamos 2 a 1, lo disfruté con mi familia en la tribuna y mis compañeros". Su familia está compuesta por 10 hermanos y su mamá. Y su papá al que lleva en el corazón. Y que se fue físicamente hace 1 mes y 7 días. 

"Desde que se me fue mi viejo le he pedido muchas cosas a él mirando el cielo y me ha dado su proposito. Por eso digo que mi sueňo es ir al éxito siempre. Ya sea en el fútbol, en mi familia, en todo".

Desde que José Arsenio Martínez no está entre nosotros, Gamuza (así le dicen al 10), convirtió 4 veces en 3 partidos. Creer o reventar. 


En el nombre del padre, Juan Martínez sueña con seguir haciendo ruido a fuerza de goles para dar el salto.